TU SITIO DE JUEGOS, MINIATURAS Y ESCENOGRAFÍA

¡ENVÍOS GRATUITOS A PARTIR DE 90€!

Dune: Imperium

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Valoración:
5/5

A pesar de todos los retrasos, cancelaciones y aplazamientos que han sido uno de los temas más hablados del 2020, Dune de Denis Villeneuve esta apunto de aterrizar en nuestro país y lo hara el próximo mes de Junio.

No os desesperéis, mis guerreros Fremen, la espera casi ha terminado y antes de que os engulla un Gusano de Arena estaréis recolectando especia  como Kwizatz Haderach, en: Dune Imperium de Direwolf Games.

La variedad es la especia de la vida

No necesitas ser un Mentat para darte cuenta de que hace pocos meses ya hubo un lanzamiento de otro juego de Dune, esta vez como juego de tablero disponible. Asmodee relanzó el clásico Dune de la década de 1979, un juego de estrategia, intriga y traición, a finales de 2020 en nuestro país. Fue muy bien recibido, ya que muchos jugadores de la comunidad habían oído hablar de él pero nunca lo habían visto. También fue un juego diseñado para jugarse mejor con el complemento de seis jugadores, razón por la cual aún no he podido jugar con el este año.

¿Te suena Clank! Y Clank! In! Space!? En esta ocasión ha querido capturar la sensación del juego de GF9 y recrear algo similar para Dune, pero querían hacerlo jugable (y divertido) para menos jugadores. Con este fin, en lugar de optar por un juego de estrategia, ¡han adoptado un enfoque similar al de Clank! al combinar la construcción de mazos y el juego basado en el tablero. Para ser más específicos, construcción de barajas y colocación de trabajadores. ¡Fanáticos de Temp Worker Assassins, calmaos!

Todos en la Casa de Landsraad…

También han hecho del Emperador, el Gremio Espacial, los Fremen y los elementos Bene Gesserit algo a lo que todos los jugadores pueden tener acceso, en lugar de jugadores separados. Los personajes de los jugadores se basan en cuatro de las casas de Landsraad; hasta ahora sabemos que la Casa Atreides y la Casa Harkonnen estarán presentes, si no esto no sería Dune, y se ha mencionado una tercera casa, digamos, “automatizada”, la Casa Hagal. Si la Casa Ix o la Casa Tleilaxu van a hacer acto de presencia, aun es un misterio.

Cada casa tendrá dos personajes que el jugador usará a lo largo de la partida, por ejemplo, House Atreides tendrá a Paul y Leto Atreides. Cada uno de estos personajes tendrá habilidades especiales, una continua y otra de ‘sello’, que mejorarán la capacidad de los jugadores para colocar ‘agentes’ (trabajadores), robar cartas u obtener descuentos en acciones / recursos. La habilidad en curso es continua como era de esperar, pero la habilidad de sello solo se activa cuando la carta de sello se juega desde tu mazo. Sin embargo, este no es el único uso de la tarjeta, ya que las tarjetas son la forma de hacer todo en este juego, desde enviar agentes hasta luchar por la supremacía de Dune.

La mecánica de Dune Imperium

Como en cualquier constructor de mazos, los jugadores sacan una mano (de cinco cartas) de su mazo y juegan lo que obtienen. A diferencia de otros creadores de mazos, los jugadores tienen dos opciones para elegir lo que hacen sus cartas. La primera opción es usar las tarjetas para enviar agentes. Cada jugador comienza con dos agentes: la carta que juegan debe coincidir con el lugar del tablero al que están enviando al agente. Una vez que todos los jugadores han enviado a sus agentes, pueden usar las cartas restantes para comprar nuevas cartas para su mazo (los diamantes azules, llamados ‘persuasión’) o batalla (tranquilo comandante, ahora hablamos sobre ello).

Esta mecánica de envío o compra significa que los jugadores deben equilibrar la ubicación de su agente con su poder adquisitivo: su oponente puede tener agentes en todo el tablero, pero si no les queda nada para comprar o luchar… eso podría ser fatal.

Volviendo a colocar trabajadores en el tablero, aquí es donde los jugadores hacen su politiquería e intentan influir en los poderes que no son jugadores o llevan a cabo su recolección y comercio de recursos. El Emperador, el Landsraad y la CHOAM están en la parte superior del tablero, el Gremio Espacial, la Bene Gesserit y los Fremen están en el costado: el centro del tablero está reservado para lugares de la propia Dune.

Enviar agentes con diferentes poderes hará que ganen Influencia o una Alianza, que puede desbloquear habilidades en cartas más tarde (similar a la mecánica de Shards of Infinity) pero también ganar cartas y acciones inmediatas; por ejemplo, la Bene Gesserit entregará cartas de ‘Intriga’ que se pueden usar en la partida, en combate o al final del juego para ganar puntos de victoria. Sin embargo, si tienes más de tres, otros jugadores pueden robarlos. Los agentes enviados requerirán recursos, y aquí es donde entran en juego la recolección y el comercio. Los tres recursos son agua, especias y solari (efectivo); tener suficiente de cada uno de ellos es esencial para hacer cualquier cosa en el juego.

Las tarjetas que compramos también pueden brindarnos recursos, pero ofrecen mucho más. Pueden potenciar tu capacidad de paso, aumentar tu influencia cuando juegas con un agente, bloquear las acciones de otros jugadores o simplemente convertirte en una fuerza a tener en cuenta en la batalla. Como se mencionó anteriormente, hay ciertas cartas que ganan más poder dependiendo de tu influencia política; por ejemplo, la carta Worm Rider comienza dándote dos especias, pero con dos influencias con los Fremen obtienes cuatro ‘dagas’ y con una Alianza puedes conseguir seis. Tiempo de gran pelea.

¿Preparados para la batalla?… ¡Siempre!

Cada ronda tendrá una batalla, si quieres unirte a ella dependerá de ti.

La batalla está determinada por la carta de conflicto, robada al comienzo de la ronda. Estos van desde escaramuzas e incursiones básicas hasta batallas completas por distintas ubicaciones en Dune. El botín puede ser muy beneficioso, ya que le da al jugador el control de las ubicaciones en el mapa, pero las consecuencias pueden ser costosas ya que muchas tropas se pierden en la batalla.

Para entrar en batalla, los jugadores necesitan tropas y formas de desplegarlas; esto puede hacerse enviando agentes a ubicaciones particulares, incluido el Heighliner dominado (el barón Harkonnen tiene una habilidad desagradablemente particular que se puede vincular con esto), que envía seis tropas y te gana dos de agua. Es una táctica costosa y puede ser bloqueada por ciertas cartas. Una vez que se han desplegado las tropas, las cartas de ‘daga’ se agregan a las tropas y el que tenga el total más alto gana: hay premios para el primero y el segundo en un enfrentamiento de tres jugadores e incluso un premio de consolación para el tercero si hay cuatro combatientes. Las batallas se vuelven más intensas e importantes a medida que avanza la partida, y las batallas finales obtienen la mayor cantidad de beneficios y más puntos de victoria. Son los puntos de victoria los que determinan al ganador del juego, por lo que necesitarás muchos de ellos. La única pregunta es: ¿Esperaras tu momento y jugaras el juego peligroso de la política o entrarás sin miramientos y te convertirás en un Sardauker? Decisiones, decisiones…

Un Arrakis hecho para dos (o uno)

Como se mencionó al principio, Direwolf quería hacer un juego que fuera divertido para todos los jugadores, incluido uno solo, sin quitarle la experiencia de juego. Para lograr esto, han incluido un jugador automatizado, House Hagal, que actúa como una contraposición cuando dos jugadores están jugando (maldiciones para ti, House Hagal y tus agentes de bloqueo de objetivos). En un juego en solitario, House Hagal va más a la ofensiva e intentará ganar el juego en su lugar. Para hacer esto, tienen su propio conjunto de cartas y personajes que despliegan agentes y tropas, ganan Influencia, Alianzas y recolectan recursos y puntos de victoria.

Direwolf también ha prometido un AP basado en la aplicación para confundir sus planes; todavía no hay detalles de cómo funcionará esto, pero quieren hacerlo lo más inteligente e involucrado posible.

¿Unas últimas palabras Duque?

Dune fue probablemente mi primera introducción a la ciencia ficción seria, a pesar de que tardé una eternidad en acabarlo de leer, y siempre ha sido especial para mí. Es una historia rica que aun no ha tenido una versión en la gran pantalla (con permiso de David Lynch) que haga que se te caída la mandíbula al suelo (la versión de Denis Villeneuve tiene pintaza), pero que siempre ha tentado al director valiente y temerario a intentarlo. Con el juego GF9s, tienes la oportunidad de jugar en el universo de Dune y crear tu propio destino. Dune Imperium de Direwolf parece darte todo eso pero también darte más de la parte narrativa: el arte, inspirado en la nueva película, ciertamente ayuda, pero también las acciones y habilidades en el tablero y las cartas. También ayuda que este sea un constructor de mazos y el que escribe adora a los constructores de mazos. Todavía hay mucho por hacer, hasta el próximo Junio, pero definitivamente yo ya estoy allí: ¡Shai Hulud!

Valoración:
5/5
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja una respuesta

El rollito de las Cookies
La ley 34/2002 te obliga a saber que usamos cookies propias y de terceros para brindar una experiencia en línea optimizada con información consistente y bla bla bla. Si continúas navegando asumimos que aceptas y que prefieres seguir al conejo blanco. Si no te parece bien, elige la pastilla azul, sal de este sitio y fin de la historia. Si no sabes de que estamos hablando, picha aquí para conocer los detalles. Este mensaje se autodestruirá para siempre a menos que borres los datos de navegación del navegador.